lunes, 19 de enero de 2009

El 28,5% de los hombres que asesinaron a sus esposas o compañeras sentimentales el año pasado tenía antecedentes por violencia machista


Cerca del 30% de los hombres que mataron a sus parejas en 2008 tenía antecedentes por malos tratos

Las denuncias siguen aumentado, 400 al día, creciendo más del 116% las presentadas por familiares

ELPAÍS.com - Madrid - 19/01/2009

El 28,5% de los hombres que asesinaron a sus esposas o compañeras sentimentales el año pasado tenía antecedentes por violencia machista, según el balance anual presentado hoy en Madrid por el delegado del Gobierno en la materia, Miguel Lorente. En concreto, en el 21,4% de los casos el asesino tenía antecedentes (sentencias o denuncias) por ejercer la violencia sobre la misma mujer y el 7,1% por violencia contra una víctima distinta de la asesinada, mientras que el 2,8% presentaba antecedentes por otros delitos.

En cuanto al número de denuncias presentadas, se mantiene la tendencia alcista registrada trimestre a trimestre desde comienzos de 2007. Así, en los nueve primeros meses del año pasado se presentaron 108.261 denuncias, lo que supone un incremento del 15,9% respecto al periodo enero-septiembre de 2007. La inmensa mayoría de las denuncias fueron presentadas por las propias víctimas (75,6%). Las interpuestas por familiares sólo supusieron el 1,4% del total. Sin embargo, fueron las que más crecieron en los nueve primeros meses de 2008, concretamente un 116,4%.

Según las cifras presentadas hoy, 70 mujeres fueron asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas a lo largo de 2008, únicamente una menos que en 2007. En 16 de estos 70 homicidios se había interpuesto denuncia previa, mientras que en los otros 54 la víctima no había denunciado. "La evolución en el número de homicidios del año pasado respecto a 2007 registraba una disminución de casos a partir de mayo, pero los datos se dispararon en diciembre de 2008", ha dicho Miguel Lorente en rueda de prensa.

400 denuncias al día

El número de fallecidas con denuncia previa, solicitud de orden de protección, orden de protección en vigor y factores de minimización del riesgo ha descendido por tercer año consecutivo desde la entrada en vigor de la Ley Integral contra la Violencia de Género, pasando del 33,8% en 2006 al 22,9% en 2008. Asimismo, baja la media de mujeres muertas por violencia de género después de la entrada en vigor de la ley integral, siendo la diferencia entre el año 2003 y el año 2008 de cinco puntos: 71,5 homicidios de media antes de la ley frente a 66,5 tras su entrada en vigor.

El delegado para la violencia de género ha incidido en la necesidad de que las mujeres que sufren malos tratos los denuncien. "En 2008 las denuncias mantuvieron la tendencia alcista. Así, 400 mujeres al día decidieron romper con la violencia. La denuncia sirve para prevenir el homicidio", ha destacado.

En el 44,3% de los casos la víctima era extranjera, la mayoría con papeles (80,7%). Y se aprecia un descenso significativo de los asesinatos de mujeres que convivían con sus parejas, frente a un incremento de las muertes entre aquellas que se habían separado de sus compañeros. El porcentaje de las españolas que denunciaron (el 20%) es similar al de las extranjeras (el 19%).

'Modus operandi'

Por comunidades autónomas, el mayor número de homicidios por violencia de género se registró en Madrid con 11 mujeres muertas; seguida por Cataluña (10); Andalucía (9); Comunidad Valenciana (8); Castilla y León y Galicia (con 6); Canarias (5); Murcia (4); País Vasco (3); La Rioja y Castilla-La Mancha (2), y Baleares, Navarra, Asturias y Aragón, con una fallecida. En 2008, ninguna mujer perdió la vida por la violencia machista en Cantabria, Extremadura y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Respecto al modus operandi, los asesinatos por arma blanca suponen el 53,6% del total, seguidos por las muertes por traumatismos (15,9%) y las producidas por armas de fuego y estrangulamiento (11,6%).

Llamadas al 016

El número de atención a víctimas de maltrato 016 atendió un total de 90.666 llamadas en todo el año, la mayor parte de ellas en horario laboral, preferentemente los lunes y con más incidencia en marzo y agosto. El grupo más amplio de llamadas (22.521) procedían de Madrid, seguidas de las que se establecieron desde Andalucía y Cataluña.

Al otro lado de la línea había un 68,7% de mujeres que vivían con su agresor, un 90,6% con hijos e hijas a su cargo, y un nivel de estudios que en el 65,2% de los casos eran universitarios y medios, siendo el 51,6% mujeres trabajadoras. El 75% de las llamadas fueron realizadas por españolas.