lunes, 22 de diciembre de 2008

¿'New deal' machista en Estados Unidos?


Economistas feministas exigen más empleo para mujeres en el megaplán de reactivación económica que prepara Obama

La mayor parte del empleo se creará, por tanto, en el sector de la construcción."Van a dejar fuera a las mujeres; sólo el 4% de los albañiles, carpinteros, fontaneros... son mujeres"

El 46% de la población activa en EE. UU. es femenina, y el 66% de las mujeres trabaja fuera de casa (frente al 50% de España).


Andy Robinson | LA VANGUARDIA, Madrid | 22/12/2008 | Actualizada a las 03:31h | Ciudadanos

A finales de enero, el presidente electo de EE. UU., Barack Obama, anunciará el plan de reactivación económica mas radical desde el new deal de Franklin D. Roosevelt y que, si funciona, creará o protegerá unos cinco millones de empleos.

Pero hay un problema, advierten economistas e historiadoras feministas consultadas por La Vanguardia. El New Deal de Obama - al igual que el new deal de Roosevelt hace casi 75 años-va a crear empleo casi exclusivamente para hombres. "Habría que llamar a esto el paquete de estímulos machistas", dice Randy Albelda, economista de la Universidad de Massachusetts.

El plan de Obama hace hincapié en obras públicas de infraestructura física, como carreteras y puentes - muchos en estado lamentable-,programas de mejora de eficiencia energética y obras medioambientales, la reparación y equipamiento de edificios escolares y administrativos, y la ampliación de la red de banda ancha. La mayor parte del empleo se creará, por tanto, en el sector de la construcción. "Está centrado en infraestructura física pero la infraestructura social - sanidad, enseñanza y servicios de asistencia-no entra", dice Albelda. "Van a dejar fuera a las mujeres; sólo el 4% de los albañiles, carpinteros, fontaneros... son mujeres", calcula Heidi Hartmann, presidenta del Instituto de Política de Investigación sobre Mujeres en Washington. Representantes de la Organización Nacional de Mujeres se reunieron el pasado viernes con el equipo de transición de Obama para plantear el problema.

Es cierto que "la infraestructura física en EE. UU. se descompone, pero la infraestructura social se colapsa también", dice Linda Gordon, historiadora de la Universidad de Nueva York, coordinadora de una carta pública a Obama y firmada por cien historiadoras que piden más empleo para mujeres.

El new deal de Roosevelt - que creó unos seis millones de empleos entre 1933 y 1936-no ofrecía mucho a las mujeres, explica Gordon. "Sólo el 18% de los empleos que se crearon entonces eran para ellas; hubo algún trabajo femenino en fábricas de confección de ropay en el programa de artes públicos", explica. Pero, por lo general "se consideraba lógico entonces que el empleo fuese masculino". Curiosamente, la primera dama Eleanor Roosevelt - activista del movimiento de sufragio a primeros de siglo-era de las pocas que protestaban por la discriminación de género del New Deal.

Entonces, el 10% de las familias dependía de mujeres asalariadas. Pero ahora, el 46% de la población activa en EE. UU. es femenina, y el 66% de las mujeres trabaja fuera de casa (frente al 50% de España). Por tanto, "millones de familias dependen de los salarios de mujeres trabajadoras", dice Gordon. Las mujeres están sobrerrepresentadas en empleos de bajos salarios: muchas auxiliares de sanidad, maestras o cuidadoras, normalmente empleos públicos o subcontratados por gobiernos locales.

El 80% de los cuidadores de niños, enfermos y ancianos son mujeres que cobran sueldos próximos al salario mínimo de 6,55 dólares (4,6 euros) la hora. Existe preocupación, por tanto, de que las crisis presupuestarias por las que atraviesan muchos estados provoquen despidos masivos de estas trabajadoras.

El paquete de estímulos "debe reconocer que cuidar es tan importante como construir", se afirma en la carta al presidente electo. No ha limado las asperezas la elección de Larry Summers como principal gurú económico de Obama. Summers tuvo que dimitir de la presidencia de Harvard tras plantear públicamente que las mujeres carecen de capacidad intelectual para hacer ciencia.

Pero otras mujeres economistas defienden la creación de empleo masculino en la construcción. "Desde diciembre del 2007 se ha destruido uno de cada cuatro trabajos en este sector. Todo el empleo destruido en EE. UU. hasta la fecha en esta recesión ha sido masculino", explica Heather Boushey, economista del influyente Centro por el Progreso Americano, cuyo presidente, John Podesta, es el principal asesor estratégico de Obama.

En todo caso - añade Boushey-,Obama insiste en que el grueso del plan de reactivación consistirá en transferencias a los estados que tienen competencias en servicios de sanidad, y enseñanza. "Eso evitará la pérdida de empleo de mujeres", indicó.

Reivindicación

"...Presidente electo Obama. Como estudiantes de Historia damos la bienvenida a su compromiso con un programa de empleo inspirado en el new deal (...), pero el plan de Roosevelt creó sólo empleo masculino y blanco (...) un error en los años treinta. que sería más grave en el siglo XXI (...)". Firmada por cien historiadoras, 12 de diciembre del 2008.