viernes, 9 de octubre de 2009

La píldora cambia las preferencias de pareja: ovulación e interés por hombres con mayores marcadores físicos de masculinidad









JAVIER SAMPEDRO - Madrid
EL PAÍS - Sociedad - 09-10-2009


¿Liga más un actor de carácter o un tenista de empuje? Depende del ciclo. Los ojos se van hacia el tenista en los días de ovulación, y el actor manda el resto del mes. La píldora elimina la fase de ovulación, y con ella las oportunidades del tenista. Como el fenómeno lleva 40 años afectando a la elección de pareja la generación actual es en gran parte su consecuencia.


No son los resultados de un estudio científico, sino de varias docenas de ellos. Alexandra Alvergne y Virpi Lummaa, de la Universidad de Sheffield, Reino Unido, han extraído esas conclusiones -y varias otras- revisando toda la evidencia acumulada en los últimos años. Presentan hoy su análisis en Trends in Ecology and Evolution.


Muchos trabajos han mostrado que las preferencias sexuales de las mujeres varían con el ciclo de una forma consistente. Alrededor de la fase de ovulación, las mujeres se sienten más atraídas por los marcadores físicos de la masculinidad -hombros anchos, nariz imperante, mandíbula prominente-, por los hombres más dominantes y competitivos, y también por los que están menos emparentados genéticamente con ellas. La píldora elimina esa fase de las preferencias femeninas.


También los hombres tienden a sentirse más atraídos por las mujeres que están ovulando


Sólo han pasado seis millones de años desde que nos separamos del chimpancé, y los códigos químicos siguen funcionando por debajo de la cultura y las convenciones sociales. Los autores sugieren, por esta razón, que la píldora reduce las posibilidades de una mujer para conseguir una pareja sexual. Unos 100 millones de mujeres toman hoy la píldora.